Como lo mencionamos en la entrada anterior, conocer si requieres usar lentes ópticos es importantísimo como parte del cuidado de tu salud. Para ello, la forma correcta de hacerlo es acudir con un profesional quien te dirá cuál es tu padecimiento, las opciones de lentes a utilizar y cuál es tu graduación. Una vez que tengas esa información, hay otros aspectos que debes tomar en cuenta para elegir el armazón ideal para ti.

¿Qué tipo de armazón te favorece? Los hay en distintos materiales, formas y, por supuesto, colores y aunque la elección de trata de un gusto personal, cada uno de ellos ha sido creado para un tipo de rostro.

Por ejemplo, los redondos y ovalados, se recomiendan para personas con el maxilar amplio o marcado, así se disimularán los ángulos de la mandíbula. Los armazones rectangulares se sugieren para quienes tienen cara redonda con mejillas voluminosas. Quienes poseen rostros ovalados tienen la ventaja de lucir bien con cualquier forma o color.

Si la graduación que requieres es menor a cinco dioptrías, tus lentes pueden ser de policarbonato, lo que los hace resistentes y ligeros. Existen otras opciones que incluyen la protección de los rayos UV o tecnología fotosensible polarizada, así como biconvexos, planoconvexos o cóncavoconvexos.

¿Quieres conocer todas las opciones de lentes que comercializamos en Eye Metrics Óptica Médica? Visítanos.